Diving with surge currents (and return alive to shore) / Nadar con mar de fondo y cómo regresar en inmersiones de infanteria

English, Español sigue tras el texto en inglés

This is one of the most complicated things to do: to dive in an area where a surge current is strong. It also makes your dive not so nice anymore. The first and most obvious one is that it´s very uncomfortable. You go for and back all the time, no stop, even though whenever you get closer to the bottom you would normally be better. If it´s mild, it´s ok because you may direct your diving in the desired direction while enjoying sea live.

However, if it´s strong, this makes your dives so uncomfortable that, if you it´s not really worth it, you may just have to leave.

In case you want to be more or less static at one point, the best is to let you go back and forth parallel to the thing you want to be: you would feel like in a hammock, going from one side to the other while looking at it…

However, there are a few ways to get into position and prevent moving, on the strength of the current, you have some options to stay more or less static:

  • The first one, is to get close to the bottom and lay flat in the direction of the current. If it´s sandy, with your fins you would be able to make enough resistance to stop moving much. When the current goes in your direction, use your hands to make more resistance (just bury them into the sand). Sometimes the current may be weaker close to the surface or in a different ¨valley¨, if the orography allows you to move from one place to another.

  • The second option is to hold onto something inert: you could hold onto a rock to keep you stable. If it´s quite mild, it may work…

  • The most drastic situation is to get a knife and stick it into the bottom, getting a hold of it… but you may loose your knife if you do not hold it properly.

However, if the current is strong just let you go and relax in the same direction as the current. You may decide to stay 90 degrees against it so you may control what you are looking (instead of going back and forth) but you may get dizzy…

If you dive from a boat, it´s just this sensation you have to fight, because everything else it´s going to be fine: as soon as it´s time to go out of the water, the boat will be there waiting for you. However, the thing changes once you dive from shore and get caught in one of those currents, because you would have eventually to get back to your exit point.

If so, you have to act fast. Don´t wait because you may end up too far away from your original point. If so, follow this program:

  • First of all, use the compass and get the direction of the exit point. Most of the time is the same as the current (it goes perpendicular to shore). Stay calm and look for a reference point (rock or whatever it is) and look if the current is stronger in the direction you go or against (most of the time it´s not of equal strength, so you may have to decide if it would help you or not).

  • If it is stronger into the direction you plan to go, just swim hard whenever the current is pushing you and relax while it´s taking you away. If you are not in a hurry, this is the nicest way to do it.

  • However, it´s possible that the current bring you away from shore. If that´s the case, the first thing you have to do is to repeat the operation swimming. If it works, just keep going until you reach your destination. You may also do what is described in the next point. Use the natural/compass navigation method: look for something on your direction and swim (whenever the current pushes you) to it. Once you get there, look for the next reference point and so forth. See this post to get more information about the method.

  • If the current is still too strong, swim extremely close to the bottom and as soon as the current pushes you against your desired direction, hold onto something, use your knife against the bottom and use your fins to get stock into the sand.

  • If still this is not working, you should emerge or get very close to the surface and try to swim in your desired direction, if possible. The only problem is that unless you may see the bottom, you have no reference to see if you are going back to shore or not… if you cannot have a reference, I would definitively surface and call for help (better now than further away from shore). If you are lucky, someone may see you and call the police, which would start a search operation and may be able to rescue you.

Once you reach shore, walk to your exit point. If you are far away, walk, hold onto rocks or whatever you can do but do not get back into the water and swim. You should be tired by now and any mistake may bring you to the starting point of your distress…with less air and less energy.

It´s not such a good idea (unless you have lots of experience using the compass) to use an indirect heading (as explained here). If the current is carrying you to shore, yes, it´s perfect because you will end up at shore, closer to the exit point than you would get if you were just swimming. However, if the current is too strong and it´s getting you further from shore, then using this method could make you spend lots of energy without being able to get closer to your destination (you may be getting further from shore as the same time you are getting parallel to shore.

Keep diving (but in better places)…

Nadar con mar de fondo y cómo regresar a la costa

Una de las cosas mas complicadas que se pueden hacer en buceo es nadar donde hay mar de fondo fuerte, además de no permitirte disfrutar de tu inmersión. La primera razón es que es muy incómodo. Vas hacia adelante y hacia atrás todo el tiempo, sin parar, incluso cuando te acercas mucho al fondo donde suele estar mejor (a veces es mejor en aguas medias). Si es moderada, es aceptable porque puedes dirigir la dirección donde quieres bucear disfrutando de la vida marina.

Sin embargo, si es fuerte y hace tu inmersión incómoda, puede que no te permite disfrutarla así que es mejor abandonar y emerger.

En el caso de que quieras permanecer estático en un punto, lo mejor que puedes hacer es ponerte paralelo al lugar donde quieres mirar. Te sentirás como en una hamaca, yendo de un lado para otro mientras miras.

Hay algunas técnicas que pueden ayudarte a evitar moverte tanto, dependiendo de la fuerza de la corriente:

  • La primera es pegarse junto al fondo y ponerse en la misma dirección que la corriente. Si es arenosos, con tus aletas puedes medio enterrarla y la resistencia evitará que te muevas mucho. Cuando la corriente va en tu dirección, usa tus manos para enterrarlas y hacer resistencia y en dirección contraria, usa tus aletas.

  • La segunda opción es sujetarte en algo inerte: puedes sujetarte en una roca para estar estable. Si es moderada, puede que funcione.

  • La tercera y más drástica es clavar un cuchillo y enterrar tus aletas en el fondo, sujetándolo fuerte aunque puedes perderlo si no lo sujetas adecuadamente (o no lo unes con un cabo a tu chaqueta). El cuchillo ha de moverse pero hará resistencia contra el suelo y hará que te alejes menos. Es más efectivo que las manos (y no destrozas los guantes). También en ocasiones la corriente puede ser más ligera cerca de la superficie, en aguas medias o cambiando de valle (si la orografía del fondo es muy variado) por lo que no descartes cambiar de zona de buceo o de cota.

Sin embargo, si el mar de fondo es fuerte nada funciona y debes dejarte ir en la misma dirección de la corriente. Puedes ponerte en perpendicular con la corriente y así controlar lo que estás viendo (en vez de ir adelante y atrás) aunque te puede marear…

Si buceas desde un barco, es una sensación que tienes que soportar porque todo lo demás está controlado: tan pronto cómo sea momento de ascender, el barco te estará esperando allí donde emerjas. Sin embargo, en inmersiones de infantería el tema se complica porque en algún momento deberás volver a la costa.

Si eso te ocurre desprevenido, debes actuar muy rápido. No esperes porque te puedes encontrar demasiado lejos para poder volver a tu punto de salida. Si te ocurre, aquí van mis consejos:

  • En primer lugar, usa la brújula y dirígete hacia el punto de salida (que es cualquier punto de la costa, el más cercano). Normalmente es el mismo que el de la corriente ya que suelen ser perpendiculares a la costa y lo importante es salir del agua. Relájate y busca un punto de referencia (una roca o lo que sea) y mira si la corriente es más fuerte en la dirección a la que vas o te está alejando de la costa (la mayor parte de las veces no tienes corrientes de igual intensidad, por lo que tienes que decidir si te va a ayudar la corriente o no a salir). Es fácil saber donde está la costa: la arena se moverá enfrente tuya y sabes que has de estar perpendicular a la linea que la corriente forma en el suelo.

  • Si la corriente es más fuerte en la dirección a la que vas, simplemente bucea fuerte cuando te empuja hacia la dirección que quieres ir y relájate mientras la corriente te empuja hacia atrás. Si no tienes prisa, es la mejor forma de salir.

  • Sin embargo, es posible que la corriente te aleje de la costa. Si ese es el caso, lo primero que has de hacer es repetir la operación de nadar fuerte cuando te empuja y descansar cuando te lleva hacia atrás. Si funciona, sigue haciéndolo hasta que llegues a tu destino. Puedes también hacer lo que se explica en el siguiente punto. Usa navegación natural o con brújula: busca un punto en la dirección adecuada y nada hacia ella. Cuando llegues busca el siguiente punto en la dirección adecuada y así hasta terminar.

  • Si la corriente es todavía demasiado fuerte, pégate al fondo y tan pronto como la corriente te intente alejar de la costa, usa tu cuchillo y tus aletas contra la arena para frenar alejarse.

  • Alternativamente, si esto sigue sin funcionar, emerge inmediatamente o pégate a la superficie e intenta nadar hacia la dirección deseada. A veces en la superficie puede que las corrientes sean más ligeras o tengan otra dirección. El único problema es que si no tienes referencias del fondo, puede que no sepas si te está llevando de vuelta hacia la costa o no… si no puedes tener referencias, emerge y pide ayuda antes de que te alejes demasiado de la costa puedan avisar a emergencias y recogerte.

Lo importante realmente es alcanzar la costa. Una vez que llegues, anda hasta tu punto de salida, incluso aunque estés lejos. Utiliza las rocas para sujetarte pero no regreses al agua y nades. Deberías estar cansado en este punto y cualquier error puede llevarte de vuelta al mar… pero con menos aires y energías.

No es una buena idea (a menos que tengas mucha experiencia con el uso de la brújula) usar una dirección indirecta (como se explica aquí). Si la corriente te lleva a la costa, es perfecto porque terminaras en ella y más cerca del punto de salida que si hubieras simplemente nadado. Sin embargo, si la corriente te esta alejando de la costa y es demasiado fuerte, te estarás alejando de la costa sin darte cuenta. Usando este método gastarás tu energía y no conseguirás nada, al terminar paralelo a la costa…

Sigue buceando (pero en mejores sitios)…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s