Choosing the perfect mask / Elegir la máscara perfecta

English, Español sigue tras el texto en inglés

This is one of the first things taught in diving: how to choose a mask. Everybody knows the basics (inhale, keep the breath and if it doesnt´let much air out, it fits your face). As you already know, there is not a perfect mask that is good for everybody: the only way you know if it´s good for you is by trying. You also know the difference between black (more focus) and transparent (light comes from everywhere). But this post is not about something you already know. It´s how to know if the mask is perfect for you.

I always remember one of my very first instructors, long time ago: he used to dive without mask strap since the mask was so well adjusted that it never felt (at least, I never saw it falling).

A few years ago I remembered him (Fruti) and I decided to try it by myself and see if I was able to do it. First I tried in the pool, and then in open water. In the pool I realized I used to have the strap too tight, because once I removed the strap, water came in and was not so easy to keep it on place while swimming. The strap is not there to hold the mask but to prevent loosing it. I tried other masks until I found one that was perfect (a cheap 20 USD mask; I bought four). After a few sessions, I got used to dive without a strap and it became a second nature. I should say it was liberating: I felt so much more free. Until one day. The mask felt because I got distracted and I hit a rock. It was instantly and I had to get it from the bottom of a dirty lake. I realized, of course, It was a really silly idea to dive with a mask without a strap, but I didn´t want to go back to my silicon strap and get this feeling again. I remembered that I had tried a couple of times a fabric strap few years before but I never liked it. I felt I was not carrying a strap… It was perfect now. Once I was able to control my mask by breathing only, adding fabric strap seamed the best solution: if I was kicked again, it wouldn´t fall and I could dive with this feeling of freedom again.

Talking to other divers I found out that there where very strong views about those fabric straps: or they love it or the hate it.  I’m not saying you should not use a silicon strap: I’m just telling my experience and any choice you’ll make wouldn’t mean you are a better diver. It’s up to the diver to decide which one he likes more.

If you try and practice my little exercise (well, Fruti´s one) you would know if your mask is perfect for you or not.

Keep diving…

Elegir la máscara perfecta

Esta es una de las primeras cosas que se enseñan en buceo. Todos sabemos los básicos (inhala, mantén la respiración y se sujeta a tu cara sin que salga mucho aire, entonces es buena para ti). Como ya sabes, no hay una máscara perfecta para todas las caras: la única forma de saber si es buena para ti es probándotela. Supongo que también te habrán hablado de la diferencia entre llevar máscaras con silicona/latex oscura (más enfoque) y clarita (donde la luz llega también por la silicona/latex). Pero esas cosas ya las sabes así que este post va de otra cosa.

Recuerdo que uno de mis primeros instructores, hace muchos años, solía bucear sin ninguna correa para la máscara ya que ésta ajustaba tan bien que nunca se le caía (al menos nunca la vi caerse).

Unos años después me acorde de él (Fruti), decidí intentarlo por mi mismo y ver si era capaz de hacerlo. La correa no está para sujetar la mascara sino para evitar que se caiga. Primero en la piscina y luego en aguas abiertas. En la piscina me di cuenta de que llevaba la tira demasiado apretada, porque una vez que la retire, no era nada fácil mantenerla seca mientras buceaba (no estaba tirante pero si hacía algo de presión). Probé muchas otras máscaras y encontré una perfecta (resultó ser una barata de 20 euros y terminé comprando 4). Después de unas cuantas sesiones, me acostumbré a nadar sin correa y bucear sin ella se convirtió en una segunda naturaleza. Me sentía mucho más libre. Hasta que al poco tiempo llegó el día en que la máscara se me cayó: me distraje y golpee una roca con la cabeza. Fue instantáneo y tuve que buscarla en un fondo oscuro y sucio. Me di cuenta, por supuesto, de que había estado haciendo el idiota al bucear con una máscara sin correa, pero tampoco quería bucear de nuevo con una correa de silicona y revivir esa sensación de presión en la cabeza. Me acordé entonces de que había probado hacía años una correa de nilon pero no me había gustado nada. La probé de nuevo y era como no llevar nada… era perfecta ahora que era capaz de sujetar mi máscara sólo con la respiración. Si volvía a golpearme de nuevo no se me caería, o si por alguna razón me entraba agua iba a seguir sin caerse, y volvería a sentirme libre como cuando no llevaba una correa en la máscara.
Hablando con otros buceadores he visto que existen posiciones muy firmes respecto a estas correas: o las adoran o las odian. No creo que que las correas de silicona sean peores o el llevar una de nilon te haga un mejor buceador. La elección depende del gusto de cada uno.

Eso sí, si practicas mi pequeño ejercicio (bueno, el de Fruti) sabrás si la máscara que usas es realmente buena para ti.

Sigue buceando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s